Independiente en la web de hinchas de Independiente.

Antes de crear un nuevo artículo, accedé al buscador y comprobá que no tenemos el artículo que intentás crear. Si no existe crealo y si ya existe podés editarlo para añadir la información que no tenemos. ¡Gracias!

Denuncia

Por favor indicá el motivo por el que querés denunciar el artículo

Por favor, copiá y pegá el párrafo/s que estás denunciando para localizar el texto dentro del artículo. Gracias.

En la Buenos Aires de principios de siglo, en la esquina de Perú y Victoria (hoy Hipólito Irigoyen), se encontraba la tienda de moda A la ciudad de Londres. La casa tenía su equipo de fútbol, Maipú, que competía con el de otras firmas. Pero sólo podían jugar los mayores

Disgustados, los cadetes se juntaron en el bar de la esquina de Bolívar y Victoria. Liderados por Rosendo Degiorgi, los jóvenes decidieron ser “independientes” y formar un equipo nuevo. Así, por decantación, surgió el nombre: “Independiente Foot Ball Club”. Los muchachos no tenían un local social, cancha y ni siquiera una pelota. Tuvieron que esforzarse para juntar los “diez mangos” que hacían falta para comprar un balón y el sello de goma con el nombre del club. Era el 4 de agosto de 1904.

Sin embargo, como no se guardan registros escritos de aquel encuentro, se tomó como fecha de fundación la del 1º de enero de 1905, cuando la comisión directiva provisoria llamó a una asamblea general. El primer partido lo jugó el 19 de ese mes contra Atlanta, en la cancha de Gaona y la actual Donato Alvarez. Fue empate, 2 a 2. El primer triunfo, por 1-0, lo consiguió, justamente.,

Años '70: "La Era Dorada" VOY A COLABORAR CON VOS DIABLILLA Y EMPIEZO CON ESTA DECADA QUE ES EL AÑO QUE NACI YO DESDE ENTONCES SOY DEL ROJO

Una vez más Independiente comenzó una nueva década ganando un título: el Metropolitano de 1970. Los años '70 y '80 serían la Era Dorada de Independiente por haber logrado gran cantidad de títulos, que le valieron el mote de Rey de Copas en esa época. En la década del '70 cosechó 12: Metropolitanos 1970 y 1971, Nacionales 1977 y 1978, Copas Libertadores 1972, 1973, 1974 y 1975 (único tetracampeón consecutivo de América), Copa Intercontinental 1973, y Copas Interamericanas 1973, 1974 y 1975 (único equipo en ganarla por lo menos dos veces consecutivas, y uno tricampeón de la misma también). El equipo se haría famoso y exitoso gracias a la dupla de ataque Ricardo Bochini-Daniel Bertoni.

Con la obtención del Metropolitano 1971 Independiente superó definitivamente en cantidad de títulos a Racing; con la posterior obtención de la Copa Interamericana en 1973, superó definitivamente en cantidad de títulos internacionales a Racing; el 2 de diciembre de 1973, jugando el Nacional de 1973, Independiente superó definitivamente en cantidad de goles en clásicos a Racing; y en el Metropolitano de 1974 Independiente dio vuelta la estadística del historial del clásico de Avellaneda, ganando por goleada 4 a 1, y ejerciendo su supremacía por sobre Racing hasta el día de hoy, sin interrupciones. (Teniendo en cuenta solo el profesionalismo, ya que solo a nivel nacional ambos tienen 16 títulos).

El 18 de marzo de 1973, por la tercera fecha del Torneo Metropolitano de ese año, el jugador Eduardo Andrés Maglioni entró en el Libro Guinness de los récords al marcarle tres goles consecutivos en menos de un minuto y cincuenta segundos a Gimnasia y Esgrima de La Plata, poco después de que empezara el segundo tiempo en dicho cotejo. Finalmente el Rojo ganaría dicho partido 4 a 0.

La obtención de la Copa Intercontinental le fue esquiva por esos años, ya que además de las dos oportunidades que tuvo para obtenerla en los años '60, también las tuvo en los años 1972, 1973, 1974 y 1975 (los años en que forjó su "tetracampeonato" consecutivo de la Copa Libertadores. En 1972 fue derrotado por el Ajax holandés, en 1974 fue derrotado por el Atlético de Madrid. Y en 1975 tuvo la mala suerte de que la final de la copa intercontinental no se disputó. En el año 1973 pudo ganarla por primera vez en su historia.

La final más recordada de Independiente fue la del Campeonato Nacional de 1977. Jugando el primer partido de dicha final como local, había empatado con Talleres de Córdoba 1 a 1. Como los goles del visitante se consideraban doble, "los tallarines" tenía muchas chances de ser campeones. En el partido jugado en Córdoba, Independiente se puso en ventaja con gol de Outes pero los cordobeses dieron vuelta el marcador del partido con dos polémicos goles, el primero con un penal inexistente y el segundo con la mano. Por protestar el segundo, realizado a 15 minutos del final, el árbitro expulsó a Trossero, Galván y Larrosa. El Rojo quedó entonces con 8 jugadores. Sin embargo una combinación entre Bochini y los recién ingresados Bertoni y Biondi faltando 3 (tres) minutos para el final, hizo que "El Bocha" marcara un gol que terminó en el empate 2 a 2; dándole a Independiente el título, ya que el resultado global favorecía a Independiente por 5 a 4.

Independiente ganó el Nacional de 1978. Le ganó a Colón de Santa Fe en los cuartos de final, a Talleres de Córdoba en la semifinal, y la final ante River Plate. Empató 0 a 0 en el Monumental, y ganó 2 a 0 en La Doble Visera, con dos goles de Ricardo Bochini.

 

Años '80 Las dos copas Intercontinentales que ganó Independiente.

Con un gran equipo, Independiente fue subcampeón de los Torneos Metropolitano de 1982 y Nacional de 1983.

Manteniendo la base del equipo, finalmente en 1983 se consagraría Campeón del Torneo Metropolitano. En efecto, el 22 de diciembre de ese año, Independiente lo ganaría viviendo un hecho único en la historia del fútbol argentino; Independiente, que estaba primero con diferencia de un punto con respecto a San Lorenzo de Almagro y Ferro Carril Oeste, jugó el último partido del Campeonato Metropolitano contra Racing, que en ese año estaba condenado a la B,[26] ya que había sido sentenciado a esta división 4 días antes, perdiendo 4 a 3.[27] Pero antes de irse a la B, Racing deseaba ganarle a Independiente para impedirle ganar el campeonato, ya que si lo derrotaba, y si San Lorenzo de Almagro o Ferro Carril Oeste ganaba, el que hubiera ganado de estos dos últimos equipos se consagraba campeón. Sin embargo, Independiente ganó ese partido por 2 a 0, y de esta manera se consagró campeón dándose el gusto de dar la vuelta olímpica frente a su eterno rival, ganándole, y despidiéndolo de la Primera División, a la cual volvería en 1985.

En 1984 obtuvo su séptima Copa Libertadores siendo hasta hoy el equipo de América con más trofeos del torneo.

Independiente jugó contra Liverpool en Tokio, Japón, la Copa Intercontinental. Fue la última que disputó, y la única en los años '80. El partido acabó con una victoria para Independiente por 1 a 0 con un gol de Percudani, y así obtenía por segunda vez ese trofeo, coronándose por segunda vez como "mejor equipo del mundo" (ya que ese era el título que obtenía el equipo que ganaba esa copa). Este encuentro fue vivido por los argentinos como una revancha con Inglaterra, ya que estaban muy dolidos por lo que había sucedido en la Guerra de Malvinas.

El último título oficial que obtuvo en esta década fue el de AFA 1988-89. En 1988, Jorge Solari se convirtió en el nuevo DT. Aquel fue el único torneo de la AFA en el que se definía por penales si los partidos terminaban empatados en los 90 minutos.

 

Años '90 Los 90' comenzaron con el retiro de Ricardo Bochini en 1991. Un hombre que perteneció al club en sus 19 años de fútbol profesional, desde 1972 hasta 1991, y obtuvo 8 títulos internacionales, y 4 campeonatos argentinos. Jugó un total de 638 partidos (cifra que sería record), sin contar los cotejos que disputó en torneos internacionales, y se retiró anotando 107 goles (contando los que anotó en partidos internacionales).

Independiente ganó el Clausura 1994, la Supercopa 1994 (derrotando en la final a Boca Juniors), la Recopa 1994 (derrotando a Vélez Sársfield) y la Supercopa 1995. Esta la obtuvo derrotando en la final al Flamengo de Brasil en el estadio Maracaná, siendo el Rojo el primer equipo no brasileño en dar la vuelta olímpica en dicho estadio. La figura que acompañó al club por aquella época era Albeiro el Palomo Usuriaga, delantero colombiano, además de Gustavo López, Sebastián Rambert y Daniel Garnero.

 

Siglo XXI Otras dos placas en conmemoración de los 100 años del club.

Después de 8 años sin ganar títulos importantes, y luego de terminar último en el Clausura 2002; Independiente se coronó campeón del Torneo Apertura 2002. Este equipo, entrenado por Américo Gallego, tenía un plantel integrado entre otras figuras por Gabriel Milito, Federico Insúa, Daniel Montenegro, el Toti Ríos y Andrés Silvera. Ese campeonato es muy recordado por el buen juego del equipo, resultando la delantera más goleadora y la segunda defensa menos vencida. Además, Silvera terminó siendo el goleador del Torneo. Aunque este título quedo sembrado de un manto de duda, ya que Andrés Ducatenzeiler, presidente del club en ese momento, luego dio a entender que el club habia "comprado" el campeonato. Luego quedaria todo solo en esa declaración.

El club tuvo un desmanejo económico durante los años '90. Hoy en día, con una economía saneada, Independiente está terminando de pagar sus deudas económicas.

En el Torneo Apertura 2007, Independiente, con Pedro Troglio como DT, cumplió un papel llamativo. Se mantuvo puntero del campeonato cerca de 13 fechas (más de la mitad del torneo), pero en las últimas fechas no pudo consagrarse campeón. Tras dos torneos intrascendentes, Germán Denis terminó siendo el goleador del Torneo con 18 goles, convirtiéndose en el segundo mayor goleador en los torneos cortos de Argentina, detras de Martín Palermo (Boca Juniors, con 20 tantos). Además, Independiente resultó tercero en la tabla de recaudaciones por venta de entradas del torneo.[28]

Durante la pretemporada, en enero y febrero del 2008, se incluyeron a los jugadores juveniles del club para tratar de implementarlos como variantes en los equipos titulares. Entre ellos, se destaca la labor de Patricio Julián Rodríguez.

En este año, Claudio Borghi, tetracampeón con el Colo-Colo de Chile asumió la dirección técnica del Rojo en Mayo de 2008, debutando con un triunfo ante San Lorenzo de Almagropor 1-0 con gol del uruguayo Guillermo Rodríguez. Dirigió 6 partidos del Clausura 2008 y logro clasificar al equipo a la Copa Sudamericana al igualar 1-1 con Arsenal de Sarandi. Para el Apertura 2008 logro conformar un equipo con 7 incorporaciones (Higuain, Rios, Centurion, Depetris, Puertas, Nuñez y Gandin) que generaba ilusiones a los hinchas, pero solo quedo en eso, solo ilusiones ya que el desempeño del equipo era muy pobre. Después de quedar eliminado de la Copa Sudamericana en la 1º roda y tres derrotas consecutivas en el Apertura 2008 (Newell's 0-1, Lanus 0-2, Huracan 0-1), renuncia

El conjunto Rojo es dirigido por Americo Gallego, quien salió campeon con Independiente en el Apertura 2002, después de la renuncia de Santoro luego de pocas fechas en el Clausura 2009. Con la conducción de Santoro, Independiente se posiciono en el 18º lugar del Apertura 2008 por encima de Rosario Central 19º y River Plate 20º. En el verano, el club fichó a Eduardo Tuzzio, y el paraguayo Diego Gavilan.

 

El Clásico de Avellaneda Artículo principal: Clásico de Avellaneda Hinchada de Independiente presenciando el Clásico de Avellaneda en condición de local, en el Estadio Libertadores de América.

Es el partido en el que se enfrentan los dos equipos de Avellaneda (Independiente y Racing Club) es muy popular en Argentina.[29] Este partido es conocido como el Clásico de Avellaneda.

La rivalidad comenzó como una forma de enfrentamiento entre dos barrios cuando Independiente aún peregrinaba en busca de su campo deportivo definitivo, aunque luego se incrementó cuando ambos clubes empezaron a convivir en la localidad de Avellaneda, al levantar Independiente en 1906 el estadio de Manuel Ocantos al 600. Un factor curioso es la proximidad entre el estadio del equipo rojo, conocido oficialmente como "Libertadores de América", y el del equipo blanquiceleste, el "Presidente Juan Domingo Perón". Tan sólo unos 400 metros separan ambos estadios. Ambos clubes protagonizan el afamado y colorido Clásico de Avellaneda, jugado en esta zona del conurbano bonaerense, al sur de la capital.

El primer clásico lo ganó Independiente por 3 a 2 con 3 goles de uno de los fundadores del Rojo, Rosendo Degiorgi.El ultimo lo hizo a los 42 minutos del segundo tiempo. El primero en el profesionalismo, Racing por 7 a 4. En el historial completo, se impone Independiente aventajándolo por 18 partidos, ya que de los 170 partidos que se disputaron, ganó 64 veces, empató 60, y perdió 46.[30] [31]

En el amateurismo la ventaja se fue alternando entre un equipo y otro con las décadas, llegando incluso a cambiar la ventaja entre uno y otro en tan solo 2 partidos. En esta era, en la Segunda División se jugaron 11 partidos, 6 fueron ganados por Independiente y 5 por Racing, sin haber empates. En Primera se jugaron 18 partidos, de los cuales 8 fueron ganados por Independiente, 2 fueron empatados, y 8 fueron ganados por Racing (uno de estos ocho fue ganado no por resultados en el partido, sino por decisión de la Asociación Argentina de Football[32] ), significando con esta igualdad que en aquella época ambos equipos poseían el mismo nivel.

En el profesionalismo, al igual que en la era amateur, la ventaja también se fue alternando, presentando los siguientes sucesos:

  • Desde el inicio del profesionalismo, en 1931, hasta el año 1935, Racing fue el que se impuso.
  • En el segundo partido que se disputó en 1935, Independiente igualó a su vecino de Avellaneda en el historial, con 5 partidos ganados al igual que los 5 de la Academia.
  • En el primer partido jugado en 1936 Independiente lo superó, con 6 sobre los 5 que tenía en esos momentos Racing.
  • En el segundo partido que se disputó ese mismo año, la Academia volvió a empatar la estadística del historial, con 6 al igual que los 6 que tenía Independiente.
  • En el primer partido jugado en 1937, el Rojo se volvió a imponer, estableciendo 7 partidos ganados contra los 6 que tenía en esos momentos. La supremacía duraría hasta el año 1950.
  • En el primer partido que se jugó en 1950, Racing igualó a Independiente, con 17 partidos ganados al igual que su antagonista rojo.
  • En el segundo partido que se jugó en 1950, Racing lo superó, con 18 sobre 17. La Academia seguiría superando al Rojo en el historial, hasta el año 1972.
  • En el segundo partido que se disputó en el año 1972 (el de la segunda rueda del antiguo Torneo Metropolitano) Independiente igualó a Racing en el historial, con 33 partidos ganados al igual que su vecino de Avellaneda.
  • Posteriormente en el tercer partido que se disputó ese año, que correspondía al del antiguo Torneo Nacional, Racing recuperó su dominio ganándole al Rojo 34 partidos en el historial contra los 33 que tenía este último.
  • Luego de dos empates, en el tercer y último partido del año 1973 (que correspondía al partido del Torneo Nacional de ese año), Independiente volvió a empatar a Racing en el historial con 34 partidos al igual que el equipo blanquiceleste.
  • Y en 1974, jugando el primer partido de ese año (que correspondía a la primer rueda del Torneo Metropolitano de ese año) Independiente dio vuelta la estadística del historial, ganándole 35 veces contra las 34 que tenía la Academia en ese momento. Históricamente luego de este partido Independiente se impuso definitivamente, ya que su supremacía la continúa ejerciendo hasta el día de hoy, manteniendo una diferencia de 18 partidos.

Cabe destacar que el clásico no se pudo jugar ni en 1984 ni en 1985, ya que por entonces Racing se encontraba jugando en la B.

 frente a Maipú, el club del que se habían independizado.

Hechos destacados

  • Juega en Primera División desde 1912 (era Amateur).
  • Posee la tercera hinchada más numerosa del fútbol argentino, de acuerdo a la totalidad de todas las encuestas desde hace décadas. (Ver sección "Popularidad")
  • Posee el 3° puesto en la tabla historica de clasificación del fútbol argentino.
  • Es uno de los 7 equipos que superaron la barrera de las 1000 victorias en toda su historia en Primera División y tercero dentro de estos 7.
  • Posee el 4° puesto en cantidad de goleadores (10) en todos los torneos desde el comienzo del profesionalismo.
  • Posee el 5° puesto en cantidad de goleadores (15) en todos los torneos incluyendo los de la era amateur.
  • Es el máximo ganador de la Copa Libertadores de América, obteniéndola 7 veces.
  • Es el primer equipo argentino en salir bicampeón de la Copa Libertadores de América, ya que la ganó dos veces consecutivas en 1964 y 1965. En ambas le ganó a los dos equipos más exitosos de Uruguay (Nacional y Peñarol, respectivamente).
  • Ganó todas las finales que jugó (siete en total) de la Copa Libertadores de América, sin recurrir a los penales.
  • Es el único club que ganó cuatro Copa Libertadores de América consecutivas entre 1972 y 1975.
  • Se le concedió la posesión definitiva de la Copa Libertadores de América, por haberla ganado al menos tres veces consecutivas.
  • Ganó todas las finales que jugó (tres en total) de la Copa Interamericana, siendo además el único equipo en ganar consecutivamente el certamen. Es también el único equipo en salir tricampeón consecutivamente en esta extinta copa.
  • Fue el primer club argentino en jugar la Copa Intercontinental (1964), y logró ganarla 2 veces (1973 y 1984).
  • Es el club no europeo que más veces jugó la Copa Intercontinental: 6, saliendo campeón en 2 oportunidades (1973 y 1984) y subcampeón en 4 (1964, 1965, 1972 y 1974). Vale resaltar que en una oportunidad Independiente se quedó sin disputar una edición de la Copa Intercontinental por no llegarse a un acuerdo por la fecha y estadio en que se iba a disputar.
  • Posee la delantera más goleadora en un torneo, el de 1938 (115 goles, promedio de 3,59 por partido).
  • El primer Torneo Nacional de la Primera División Argentina, jugado en 1967, fue ganado por Independiente.
  • Único club del mundo en salir campeón con 3 jugadores menos y logrando este objetivo faltando menos de 5 minutos para que finalizara el cotejo (Torneo Nacional de 1977).
  • En 1973 ganó la Copa Intercontinental contra la Juventus, de visitante, en los 90 minutos, en partido único, y en el Estadio Olímpico de Roma, Italia.
  • En 1984 ganó la Copa Intercontinental contra el Liverpool de Inglaterra, siendo el primer equipo argentino que le gana a uno inglés después de la Guerra de Malvinas.
  • Primer equipo argentino campeón en Japón (Copa Intercontinental 1984).
  • El 8 de diciembre de 1953 derrotó por 6 a 0 al Real Madrid en el que jugaba Di Stéfano en el estadio Santiago Bernabéu.[65]
  • El 24 de noviembre de 1963 derrotó a San Lorenzo de Almagro por 9 a 1, siendo esta la mayor goleada entre dos equipos grandes.
  • En la Copa Libertadores de 1964, logró ganarle las dos veces que se reglamentaba por ronda al Santos en que jugaba Pelé, la primera vez de visitante 3 a 2, la segunda vez de local 2 a 1. Inclusive en un amistoso realizado en la Doble Visera para inaugurar una nueva iluminación, le ganó 5 a 1.
  • Mario Rodríguez fue el goleador de la Copa Libertadores de 1964.
  • José Percudani recibió el "Premio al mejor jugador" por la Copa Intercontinental de 1984
  • Diego Forlán ha sido distinguido con el Trofeo EFE (mejor jugador iberoamericano en la liga española) de la temporada 2004-2005.
  • Sergio Agüero se convirtió en el año 2004 en el jugador más joven en disputar la Copa Libertadores, manteniendo el record por 3 años.
  • Entre Arsenio Erico, Vicente de La Mata y Antonio Sastre marcaron 556 goles, cifra récord hasta el momento de cantidad de goles marcados por 3 jugadores en un mismo club.
  • Durante los años 1950 llevó su delantera completa a la selección por 7 años, con la cual se le pudo ganar a Inglaterra por primera vez en la historia. Este caso es único en toda la historia del fútbol profesional argentino.
  • Antonio Sastre, Dante Mircoli y Jorge Burruchaga jugaron en todas las posiciones de campo existentes en el fútbol (polifuncionales), los dos primeros llegaron hasta a jugar de arqueros.
  • Es el segundo club en tener un estadio de cemento en el mundo y primero en Latinoamérica.
  • En el año 2005 movilizó aproximadamente 100.000 personas en una caravana en conmemoración de su centenario en forma oficial.
  • Es el quinto equipo con mayor venta de entradas desde el comienzo del profesionalismo (1931 en adelante). Y podría estar más arriba en la estadística debido a la gran cantidad de socios que tuvo durante su historia, que no pagaban la entrada de las populares para presenciar los encuentros, ya que el club desde hace décadas otorga a los socios una promoción por la cual ellos ingresan a las populares sin cargo en los partidos de local.[cita requerida]
  • Es el club que tiene el récord en mayor cantidad de socios del fútbol argentino (más de 99.000 socios entre 1986 y 1992, cuando se establecieron los torneos cortos).
  • Eduardo Maglioni logró un record Guinness al marcar tres goles en un 1':50'' en un mismo partido jugando para Independiente contra Gimnasia y Esgrima de La Plata.[66]
  • Arsenio Erico, emblema de Independiente, es el máximo goleador del fútbol argentino en el período profesional, convirtiendo 293 goles en 325 partidos en el club.[67]
  • Ricardo Bochini, con 714 cotejos (contando los que jugó en torneos internacionales), es el segundo jugador que más partidos disputó en la historia del Fútbol Argentino, detrás de Hugo Gatti.
  • Ricardo Bochini es también el jugador con más partidos disputados en un mismo club, Independiente, en la historia del Fútbol Argentino.
  • Cuando Sergio Agüero debutó en la Primera de Independiente, tenía apenas 15 años, 1 mes y 5 días, convirtiéndose en el jugador más joven en jugar un partido de fútbol en la historia del fútbol argentino.
  • El martes 30 de mayo de 2006, Independiente oficializó el traspaso de Sergio Agüero al Atlético de Madrid por 28 millones de dólares, cifra récord para un jugador del fútbol argentino. Además, este fichaje fue el más caro en la historia del citado club europeo.
  • Los dos últimos goles que fueron marcados en los mundiales que ganó la Selección Argentina (1978 y 1986) fueron marcados por jugadores de Independiente (Daniel Bertoni y Jorge Burruchaga, respectivamente).
  • Fue la primera institución deportiva de Argentina en fundar establecimientos extra-deportivos, tales como jardín de infantes, escuela primaria, colegio secundario, biblioteca, salón de baile y hasta un jardín botánico, en todos los casos permitiendo su acceso y visita a cualquier persona.
  • Germán Denis es el segundo mayor goleador en torneos cortos del fútbol argentino, con 18 goles en el Apertura 07.
  • Es según FIFA la duodécima institución en el mundo en la clasificación al mejor club del siglo XX de la historia del fútbol mundial.
  • A partir del 19 de febrero de 2009, el hijo de Sergio Agüero (ex jugador del club) y Gianninna Maradona, y nieto de Diego Armando Maradona, es el socio numero 94.805[68] del famoso Club Rey de Copas.

 mas DE LA RICA HISTORIA DE INDEPENDIENTE NO DEJEN DE LEERLA ES INCREIBLE

 

ES UN ANEXO A LO ANTERIOR  RECORDAMOS Y PROFUNDIZAMOS QUE ESPECIAL QUE ES EL ROJO DE MI VIDA CADA VEZ LO AMO MAS

 

Fundación Algunas fuentes afirman que cuando fue creado el escudo original del club, este provenía de la bandera de Escocia. Dicho escudo aún se continúa utilizando en la actualidad, aunque su uso está destinado a la camiseta suplente del club.

En 1904, en la Avenida de Mayo, de la Capital Federal argentina, los empleados de A la ciudad de Londres, una de las tiendas de mayor categoría de la ciudad, que estaba ubicada en la esquina de Perú y Victoria (actual Hipólito Yrigoyen),[1] [2] en el barrio de Monserrat (al este de la ciudad de Buenos Aires) a sólo dos cuadras de Plaza de Mayo, habían formado un club llamado Maipú Banfield, que intervenía en torneos con otras firmas comerciales o en simples desafíos. Los empleados de menor edad del incipiente club Maipú pagaban su cuota social de 50 centavos mensuales, como el resto de sus compañeros, pero sólo les daban el derecho a presenciar los encuentros, no a participar de ellos. Esta polémica situación provocó que se reunieran en un bar cerca de dicha tienda, en la esquina de Bolívar y Victoria (Hipólito Yrigoyen), también en el actual barrio de Monserrat (casualmente justo enfrente de la Plaza de mayo[3] y a una cuadra de la tienda, todo también nuevamente ubicado geográficamente al este de la ciudad de Buenos Aires), el 4 de agosto, con el fin de tomar una decisión que los reivindicara. El líder de los disconformes era Rosendo Degiorgi, un joven empleado que trabajaba de zapatero en la tienda. Ante su propuesta, todos los allí presentes estuvieron de acuerdo.

Dos clubes de fútbol más se ofrecieron para albergar a los jugadores, pero estos prefirieron mantener sus ideales, y después de largas deliberaciones, decidieron independizarse del Maipú Banfield, aquel club que consideraban que no los representaba, y formaron uno nuevo: el Independiente Football Club. Según todas las recopilaciones de la historia del club, los fundadores de aquel naciente club eligieron dicho nombre para expresar simbólicamente su independencia y separación del Maipú Banfield.

Nombraron presidente provisorio al propio Rosendo Degiorgi, cuya familia facilitó una pequeña habitación en su casa de la calle Montevideo al 1585 (en la actual zona de Barrio Norte que engloba al barrio de Recoleta, al noreste de la ciudad de Buenos Aires, justo enfrente de la actual Plaza Vicente López y Planes). Esta sería considerada como la primera sede del nuevo club. Allí se deliberó más tarde que hubiera una nueva asamblea para oficializar la fundación, convocando a todos los miembros del club, ya que el acta de compromiso del 4 de agosto de 1904 no fue conservada, y no se hallaron registros escritos de su existencia. La cita era el 1 de enero de 1905, pero no se pudo realizar plenamente por falta de quórum. Es comprensible, ya que los integrantes del naciente club eran en su mayoría jóvenes, y quizá algún festejo excesivo del Año Nuevo impidió a algunos de ellos llegar en un estado presentable. Igualmente, los que sí concurrieron, establecieron ese momento como la de la fundación oficial, y designaron a los inscriptos hasta esa fecha como socios fundadores. Oficialmente, también se toma el 1 de enero de 1905 como fecha de fundación del club. Más tarde, en 25 de marzo de 1905, finalmente se designaría a los miembros del club en sus cargos directivos, y fue así que Arístides Langone fue elegido presidente del club.

Aunque no tenían aún ni lo mínimo indispensable para el funcionamiento de la institución, comenzaron a buscar nuevos adeptos y futbolistas. Los primeros futbolistas y socios del club fueron familiares y amigos de los fundadores que hicieron un esfuerzo por hacerlo crecer, como: Manuel Pardiñas, Cristóbal García, Carlos y Ernesto Degiorgi (los hermanos de Rosendo), Manuel Martín, Severo Rodríguez, Alberto Ferrier, Arístides, Alfredo y Edelmiro Langone (Arístides Langone sería el primer presidente del club elegido por voto), Francisco Marystani y Juan Darnay. Se supo que los socios pagaban 25 centavos como cuota mensual, y el doble las personas que ocuparan cargos directivos, utilizando los fondos recaudados para la compra de una pelota de cuero (que por entonces costaba $8,50) y un sello de actas (que a su vez valía $1,50), costando entonces un total de $10. Pudieron juntar el dinero y pagar la cantidad necesaria, a pesar de que según todos los registros de la época, esta cantidad de dinero era considerada muy grande en la Argentina en aquellos tiempos, debido a los problemas que acontecían en el país en esos momentos, sobre la economía y las desigualdades del reparto entre todos los miembros de la sociedad. Más tarde comenzarían a utilizar los fondos para la confección de la vestimenta deportiva, la cual en sus comienzos consistía, entre otras cosas, en una camiseta blanca por el bajo costo, donde había un escudo (que por razones de afiliación a las ligas, era distinto al que tenía el Del Plata Football Club) que se cree que provenía de la bandera escocesa, aunque en cada triángulo poseía una de las siglas del Independiente Football Club. Más tarde, cuando se convirtiera esta camiseta en alternativa, con el aumento en el poder económico se le agregarían detalles a la camiseta, en su parte frontal poseería una mitad azul y una mitad blanca (siguiendo el modelo del club Del Plata Football Club), donde en esta última se ubicaría el escudo original. En 1909, se decidió que todos los socios pagaran la misma cantidad de dinero, sin importar el cargo o la posición que tuvieran en el club.

Tuvieron su primer humilde campo de deportes en un terreno de las calles Donato Álvarez y Gaona, hoy ocupado por la plaza Irlanda, en el barrio de Caballito, en el centro geográfico de la ciudad. Por entonces la Av. Gaona era llamada Bella Vista. Allí jugarían su primer partido, el 19 de enero de 1905 contra Atlanta, empatando 2 a 2, comenzando una larga historia deportiva. El primer triunfo, por 1 a 0, lo consiguió, justamente, frente a Maipú Banfield, el club del que se habían independizado, el 26 de enero de 1905.[

Más tarde se mudaron de cancha y jugaron en unos terrenos ubicados en la Avenida San Martín, pero la Asociación Argentina de Foot-Ball, a la que ya estaban asociados, les exigía un campo de juego con pasto. En 1905 la Escuela del Oeste le cedió al Independiente Football Club un terreno de 100 por 120 metros situado en Avenida Alvear (actual Av. del Libertador) y Tagle (en el límite exacto entre el barrio de Palermo y Recoleta, al noreste de la ciudad), donde construyeron su nuevo campo deportivo. Sin embargo, éste fue rechazado nuevamente por los Inspectores Deportivos por falta de pasto. En este lugar el Club Atlético River Plate ocuparía su zona más tarde. Regresaron a la Avenida San Martín y permanecieron allí hasta 1906, cuando cruzarían el Riachuelo para instalarse en Barracas al Sur, hoy Avellaneda, en la calle Manuel Ocantos al 600 del barrio de La Crucecita.

Otra versión, en contraposición con la antes explicada, argumenta que, si bien primero estuvieron en Donato Alvarez y Gaona, sobre el final de 1905 se mudaron a la Avenida Boyacá (el sitio web oficial lo ubica en la sección de esta avenida que recorría el actual barrio de La Paternal en la parte noroeste del centro de la ciudad, mientras que el sitio web no oficial que afirma que el escudo oficial provenía de la bandera escocesa cuenta que se ubicaba en el barrio de Flores en la parte oeste del centro geográfico de la misma, especificando que se levantó en el lugar exacto donde actualmente se encuentra la Sede Boyacá que posee el club), y luego, recién ahí, a unos terrenos de la Avenida San Martín. Luego se irían en 1906, a Alvear (actual Av. del Libertador) y Tagle, y a fin de año a un terreno ubicado en la calle Manuel Ocantos al 600, que según la versión no aclara en qué lugar, ciudad o barrio se encuentra (mientras que la página oficial lo ubica en Avellaneda,[6] siendo entonces esta su primer llegada a la por entonces zona de Barracas al Sur), pero coincide con la versión oficial de que este no fue el lugar donde levantaron el estadio de tablón de La Crucecita que fue años más tarde destruido por el fuego. La versión oficial comenta que el primer partido que se jugó en este estadio fue contra Estudiantes Porteño, hoy conocido como Estudiantes de Buenos Aires, ante una considerable cantidad de gente (si se tiene en cuenta que ambos equipos se habían fundado pocos años antes) que presenció el encuentro. La versión oficial no aclara en que año dejaron esta cancha y se fueron a crear el después incendiado estadio de La Crucecita, pero la versión no oficial sí lo hace, argumentando que, recién en 1910, se mudarían allí.[7]

Primeros años

El club, tanto desde el punto de vista institucional como económico y deportivo, todavía estaba en formación. Esto se puede ver claramente si se analiza las distintas situaciones que vivió la institución en sus primeros años de funcionamiento. Por entonces, Alumni y Racing fueron los dominadores del fútbol argentino, dejando al Club Atlético Independiente, que como queda dicho todavía estaba en formación, en un segundo plano.

Independiente fue autorizado para jugar en la segunda y tercera división de la liga del fútbol amateur en Argentina. La formación de la segunda división jugó con regularidad, pero la de la tercera tuvo grandes altibajos, perdiendo por goleada sus dos últimos partidos, uno de ellos drásticamente por 21 a 1 contra Atlanta. Según los hinchas este hecho ocurrió debido a que el arquero titular, Arístides Langone (quien era al mismo tiempo el presidente debido a la poca cantidad de socios en el club en aquel momento) se había enfermado ya que el invierno se acercaba, y habían utilizado para reemplazarlo a un improvisado e inexperto arquero, de nacionalidad uruguaya llamado Costa, aunque por respeto al club y a sus jugadores, jamás mencionaban su nombre.

Ante esta crisis tuvieron que reaccionar rápidamente, ya que el 9 de junio de 1907, se enfrentarían por primera vez en la historia a sus clásicos rivales, Racing Club. Con este antecedente inmediato, la mayoría pensaba que sería una fácil victoria para la Academia, y hasta los simpatizantes de este equipo, agrandados por creer que su rival era inferior, predecían otra humillante derrota, esta vez 40 a 0, pintando estas predicciones en los muros del barrio. Llegó la tarde del choque e Independiente, con un nuevo arquero, ganó 3 a 2. Esta tarde fue muy recordada por lo grata que fue para los simpatizantes de Independiente, ya que el mismo Rosendo Degiorgi que creara el club, faltando tan solo dos minutos para que finalizara el partido, metió el gol del triunfo. Las crónicas de la época narraron este recordado suceso de esta manera:

 

“Faltaban dos minutos cuando el wing derecho Antonio Pamarini se hizo de la pelota, la llevó consigo largo trecho esquivando adversarios hasta que alcanzó la proximidad del área grande. Desde allí lanzó un centro que el otro wing, Rosendo Degiorgi, recibió a la carrera proyectando un formidable shot que batió la valla defendida por Marengo”.[

 

 

Aquel equipo estaba formado por: Bazzara, González y Paitz; Zetti, Hermida y Marcelo Degiorgi (el hermano de Rosendo); Pamarini, Arregui, Tagliaferro, Pelufo, y finalmente el fundador y artífice de la primer victoria sobre el clásico rival: Rosendo Degiorgi.

La versión oficial coincide con que Independiente tuvo que instalarse en otro lugar ya que debido a su popularidad, que iba en aumento, necesitaba un campo de juego con mayor capacidad. El por entonces presidente Juan Mignaburu lo encontró en la cancha de Manuel Ocanto al 600, dentro del actual partido de Avellaneda, conocida por aquella época como Barracas al Sur. En los terrenos alquilados, de 100 x 120 y otro pequeño de 10 x 20 para levantar los vestuarios, se enfrentaron con adversarios como Alumni, San Isidro, Nacional, Racing y Atlanta, que poseían un gran nivel en el fútbol argentino. Allí se construyó un modesto estadio de tablón (o madera) y para inaugurarlo, en 1906, se organizó el primer encuentro internacional del club; que fue un 0 a 0 ante el Bristol de Montevideo, pero lo trascendente no fue ni el resultado ni el rival, sino la vestimenta del recientemente bautizado "Club Atlético Independiente.". Ese día vistió por primera vez su actual camiseta roja, por iniciativa del entonces presidente del club, Arístides Langone, que vio jugar al Nottingam Forest de Inglaterra (de camiseta roja pura) contra el Alumni de Argentina, a fines del año 1905 (ver "Uniforme"). Una curiosidad era que había sido el mismo Arístides Langone quien también había propuesto la vestimenta original, que como se dijo antes, consistía en una camiseta blanca (a la cual más tarde se le agregaría en su parte frontal una mitad azul en el lado izquierdo sirviéndose de la que tenia Del Plata Football Club como inspiración) con el primer escudo, tomado como inspiración de la bandera escocesa, todos conservados aún en la vestimenta alternativa.

Luego del cambio en el nombre del club y en el uniforme, Arístides le pidió a Arturo Silva (un socio del club) hacia finales de 1907, que creara un himno para el club. Este lo escribió y lo hizo conocer al resto de las personas de la institución unos pocos meses después, quienes lo aceptaron y tomaron definitivamente como "el himno oficial del club"

En 1909 el equipo que participaba en Segunda División ganó la Copa Bullrich,[9] el primer trofeo oficial, luego de vencer a equipos de nivel de aquella época, como Gimnasia y Esgrima de La Plata, Club Ferro Carril Oeste y Club Atlético San Isidro, este último por entonces se desempeñaba no solamente en el juego del rugby sino también en otros deportes, entre ellos el fútbol. Esa escuadra formaba con Buruca Laforia; Deluchi y Ochoa; Moretti, Scala y Amadeo Larralde; Ibáñez, Collazo, Leal, Viegas y Miguel Larralde. El arquero, José Buruca Laforia, era considerado un integrante muy preciado dentro del club, ya que era el mismo que había defendido la valla del Alumni que había salido muchas veces campeón, en la primera década del siglo XX.

Como se dijo anteriormente, la versión oficial dice que se mudaron del terreno de Manuel Ocantos al 600 al de La Crucecita. debido al crecimiento de la institución y de la cantidad de seguidores. Las versiones no oficiales especifican que lo hicieron en el año 1910.

Independiente, al igual que los demás equipos de fútbol, estuvo en sus primeros años en las divisiones secundarias de la liga argentina. Este equipo, jugando en una modalidad ofensiva (que se repetiría en los equipos del club en las décadas posteriores), ascendió a Primera en 1911, cuando en el desempate por el ascenso, empató como visitante 1 a 1 con Estudiantes Porteño, ganándole en el resultado global 2 a 1 ya que allí se implementó por primera vez el sistema de "los goles del equipo visitante". Entonces, en 1912, la Federación de Fútbol Argentino invitó a Independiente a participar en la primera división de su liga, que más tarde se convertiría en la primera división profesional en Argentina. Sería su último ascenso, ya que, al igual que Boca Juniors y River Plate, jamás descendió.

La década del ’10 marcó un muy pronunciado predominio futbolístico a favor de Racing si era comparado con Independiente. Sin embargo, fue un escenario donde Independiente, convertido en su clásico rival, lograría ser el único equipo que lo vencería en 1917, cuando se impuso por 1 a 0.

Según los archivos, también le había ganado en 1915, pero el equipo blanquiceleste luego protestó ante el tribunal por la indebida inclusión del jugador Capelletti, que estaba suspendido, y terminó finalmente quedándose con los 2 puntos (recién 80 años después, a partir del Torneo Apertura del año 1995 las victorias comenzaron a valer 3 puntos[).

Independiente ganó la Copa Competencia Jockey Club en 1917, ganando la final argentina derrotando en el camino a Racing como se dijo antes. Esta copa fue una antecesora de la versión posterior que el equipo ganó en los años '20; en esta participaban los equipos de la Asociación Argentina de Fútbol -el antecesor de la AFA- afiliados a la Liga Argentina de Fútbol y a la Federación Rosarina de Fútbol. Cuando finalizaba el torneo el campeón de esta copa se enfrentaba al campeón de la liga de Uruguay en la Cup Tie Competition o Copa Competencia Chevallier Boutell, que podría ser de esta forma considerada la antecesora de la "Copa Ricardo Aldao" o "Copa Rioplatense", mencionada más adelante.

Años 1920

Pocos años antes de que el actual estadio "La Doble Visera" fuera construido, el de "La Crucecita" fue destruido por el fuego en 1923, por haber sido construido totalmente en madera. Cabe destacar que en esos tiempos, toda la zona de Avellaneda todavía era llamada "Barracas al Sur" y comprendía un mayor territorio que el que abarca en la actualidad

El clásico de Avellaneda, Independiente vs. Racing, era considerado por la gente como el clásico más popular en el país en aquella época, no por cuestiones subjetivas, sino porque Boca y River militaban en diferentes asociaciones en aquel momento, y hasta la llegada del profesionalismo se enfrentaban ocasionalmente. Los dos clubes de Avellaneda eran, entonces, los máximos protagonistas del escenario del fútbol argentino y, tras una década racinguista, llegaron los años independientistas.

En los años '20 el equipo rojo logró dos títulos de Primera División Amateur: en 1922 y 1926. El de 1922 quedaría en la historia de la institución como el primer trofeo que obtuvo Independiente como título oficial en la Primera División, mientras que el de 1926 se caracterizaría por haber salido campeón invicto. El amateurismo en el fútbol argentino no tardaría en terminar. Manuel Seoane, a quien las estadísticas premian como el máximo goleador del fútbol amateur en la Argentina, y Raimundo Orsi formaban parte de aquellos equipos. Manuel Seoane, fue definido según el "Libro del Fútbol" (editado por Editorial Abril en 1975), como el delantero argentino más completo y espectacular entre los años 1922 y 1932, y en la siguiente ficha técnica fue descripto de esta manera:

 

"Perfecta concepción estratégica del juego. No fue un técnico eximio, pero estuvo lo suficientemente dotado para gambetear con rara facilidad, realizar pases de perfecto destino tanto en el juego corto como en el largo y conducir la pelota con absoluta seguridad. Muy buen remate con ambas piernas, ya sea con potencia o colocando el balón. Extraordinario en el juego alto. Guapo en los entreveros. Gran personalidad con cualquier camiseta y en cualquier escenario. Increíble picardía para desorientar al rival y sacar partido de diferentes situaciones".

 

 

Orsi fue transferido, en 1928, a Juventus, el equipo de Italia, y se volvió famoso por haber integrado el equipo nacional italiano que fuera campeón mundial en 1934. Ambos hombres llegaron al club en esta década, casualmente debutando en el club los dos el mismo día, y ubicándose en el ala izquierda del equipo ganaron con Independiente aquellas ligas; los registros coinciden en que Seoane era un hombre fornido y tenía una gran fuerza y potencia en el remate, lo que podría ser considerado el motivo que le valió su cantidad de anotaciones, mientras que Orsi era una persona delgada que tenía velocidad y agilidad en el campo de juego, dos habilidades que podrían ser los motivos por los cuales podía eludir adversarios y asistir a su compañero. Renato Cesarini, uno de sus compañeros en la Juventus, y uno de los integrantes de un equipo de River Plate conocido como La Máquina por haber ganado muchos títulos en la década del '40, dijo sobre Raimundo Orsi:

 

"Es el mejor jugador argentino que yo vi".[

 

 

Una anécdota es que el equipo amateur que ganó el campeonato de 1926 fue el que produjo el surgimiento del apodo de los “Diablos Rojos”. Este mote surgió del periodista Hugo Marini, del diario Crítica. La delantera que tenía el equipo, compuesta por Canaveri, Lalín, Ravaschino, Seoane y Orsi, según la opinión subjetiva del periodista, era "endiablada", con gran poder ofensivo y un alto vértigo en ataque. Los hinchas del club aceptaron este mote, ya que ellos también la consideraban así.

Además de los títulos del '22 y '26, ganó la Copa Competencia, un torneo considerado relevante en aquella época, que se lo adjudicó ganándolo tres veces consecutivas en 1924, 1925 y 1926, en su primera edición (ver artículo) cuando el torneo era organizado por la "Asociación Amateur de Fútbol" (organismo disidente de la Asociación Argentina de Fútbol, actual AFA). Como ya se había dicho, este título ya había sido obtenido por Independiente en 1917, cuando había ganado la final argentina de la llamada Copa Competencia Jockey Club, considerada como una antecesora de esta versión.

El equipo colorado se midió de igual a igual como campeón de la "Asociación Amateurs de Football" con el campeón de la otra asociación de fútbol que había en ese momento en la Argentina, Boca Juniors, el campeón de la "Asociación Argentina". Empataron todas las veces que se trató de desempatar el empate que se había generado en el primer partido que habían disputado entre ambos; y de esta forma, el equipo amateur de Independiente fue considerado como igual al equipo profesional de Boca, contradiciendo los argumentos de los que integraban la "Asociación Argentina", quienes creían que los equipos amateurs eran inferiores a los equipos profesionales si se los comparaba.

En 1928 se decidió comenzar a construir un nuevo estadio deportivo. El nuevo campo de deportes del club se levantó sobre un terreno que se lo conocía en Barracas al Sur como "el pantano de Ohaco". Por eso las personas que trabajaron para la construcción del estadio tuvieron que tirar miles de carros cargados de tierra, gravilla y arena para rellenar el lugar, tapando las superficies cubiertas de agua y barro. Después del alambrado, se inició la obra de construcción de la tribuna de cemento, algo considerado increíble para la época, ya que era un material costoso. Se cree que los directivos tomaron la decisión de construir el estadio en cemento ya que a diferencia de la madera (el material de su anterior estadio) el cemento era un material no combustible, y por lo tanto, no sufrirían otro catastrófico incendio. Finalmente, el 4 de marzo de 1928 se fundaría el actual estadio, el primer estadio de cemento en Latinoamérica, conocido como "La Doble Visera" y oficialmente, tras la encuesta realizada en el año 2005, como "Estadio Libertadores de América".

Años 1930 Arsenio Erico

Comenzó el profesionalismo en el fútbol argentino en esta década. Los jugadores podían pasar de una institución a otra a cambio de dinero. Racing ganó el primer clásico de Avellaneda del profesionalismo.

Los años '30 comenzaron con el ingreso al club de Antonio Sastre, un jugador ofensivo que desde el punto de vista histórico podría ser considerado como una de las piezas fundamentales del equipo en los años que estaban por llegar. Sastre había llegado cuando todavía estaban jugando Seoane y Ravaschino, dos "cracks" del amateurismo que integraron la delantera que le había dado a Independiente el apodo de los diablos rojos. Desde el punto de vista futbolístico, de inmediato se asoció muy bien con ellos en el campo de juego, cumpliendo actuaciones que llevaron a los dos jugadores a retirarse del fútbol honoríficamente.

El primer campeonato de la era profesional se jugó en 1931. Casualmente el primer rival que tenía que enfrentar Independiente era Racing. Dado el paso del deporte del amateurismo al profesionalismo, hubo varios inconvenientes en el equipo colorado para poder formar un plantel, y por eso el clásico de Avellaneda fue postergado para la final de la temporada. Entonces el club debutó en el profesionalismo en la segunda fecha de este torneo, empatando 1 a 1 con Argentinos Juniors. El plantel que jugó el primer partido de Independiente en la era profesional estuvo formado por los siguientes jugadores en una formación conocida como 2-3-5 (dos defensores, tres mediocampistas y 5 delanteros): Sangiovanni (el arquero); Ferro y Chiarella; Bartolomedi, Gros y Echeverría; Fazio, Sastre, Ravaschino, Seoane y Constante. A la semana siguiente, esta misma formación consiguió el primer triunfo del club en el profesionalismo, jugando contra Huracán y ganándole por 3 a 1. La primera temporada del Rojo en el profesionalismo culminó otorgándole la primera victoria de esta nueva era a la Academia, su clásico rival, quien le ganó por 7 a 4[ el 27 de septiembre de 1931.

A pesar de este hecho, el dinero que le brindaban los 5.400 socios de Independiente a la institución le dieron un poder económico suficiente como para contratar a tres futbolistas uruguayos, que fueron Roberto Porta, Juan Carlos Corazo (abuelo materno de Diego Forlán) y Juan Carlos Ferrou. Estos comenzarían a jugar en el año 1932, año en que el 10 de julio Independiente obtendría su primer victoria contra Racing desde el comienzo del profesionalismo, ganándole 2 a 0 con dos tantos de Sastre (sin embargo el historial aún favorecía a la Academia con 2 victorias por sobre 1 del equipo colorado, ya que meses antes de este partido se había jugado otro encuentro, donde el equipo blanquiceleste había ganado 4 a 1).

Independiente se colocó en el podio varias veces sin llegar a salir campeón: salió 2° en 1932 tras una "trampa" de un hincha de River Plate,[14] 6° en 1933 (en aquel año llegó Fernando Bello, considerado como uno de los mejores arqueros de la historia del club), 2° en 1934 (allí llegó al club Arsenio Pastor Erico, y allí el 4 de noviembre se produjo el primer empate con Racing desde el comienzo profesionalismo igualando 1 a 1) y 1935 (regresó Orsi luego de ser campeón del mundo con la Selección de fútbol de Italia), 5° en 1936 y 2° en 1937. Es importante este año ya que desde el punto de vista histórico y futbolístico, con la incorporación al club del todavía adolescente Vicente de La Mata, considerado como el último bloque que le faltaba al equipo para completar todo su poder ofensivo, Independiente pudo volver a salir campeón. El equipo que venía de este subcampeonato ganó su primera liga profesional en 1938 y luego otra vez en 1939. El antes mencionado Arsenio Erico jugaba en este equipo y fue el máximo marcador en 1937 (a pesar de no haber ganado la liga), 1938 y 1939. Erico ostenta hasta hoy el máximo récord de goles concretados en la historia del fútbol argentino con 293, todos realizados en Independiente. Según los registros, Erico podía concretar alrededor de 40 goles por temporada.

En lo que refiere a las estadísticas, en 1938, Independiente anotó 115 goles en 32 partidos, y en 1939, 103 en 34 partidos, máximos que hasta el momento no han sido superados. Finalizando la década, como queda dicho, Erico terminó siendo el goleador de los torneos 1937, 1938 y 1939. El equipo donde participaba, desde un punto de vista subjetivo desplegaba un fútbol formidable, y desde un punto de vista objetivo, tenía una defensa firme y un ataque eficaz. Este equipo hizo 218 goles (83 los anotó Erico) y según las estadísticas citadas por la página oficial del club, el torneo de 1938 lo ganó con 82,8% de eficacia y el segundo con el 82,3%. El sitio web oficial del club cita, ejemplificando la efectividad, que en los dos años que se obtuvieron los títulos, hubo goleadas históricas, ya que para algunos equipos serían la máxima goleada en contra que recibieron en su historia hasta aquel momento, como el 8 a 0 sobre Almagro y el 9 a 2 ante Chacarita.

En aquella época el campeón de la liga argentina era invitado a participar de la Copa Río de La Plata (o Copa Ricardo Aldao, un trofeo internacional no oficial considerado sucesor de la antigua Cup Tie Competition), y el equipo ganador de dicha copa, en donde se enfrentaba al campeón de la liga argentina con el campeón de la liga uruguaya, se coronaba como "Campeón Rioplatense". Independiente ganó las dos veces que disputó la copa, las dos veces contra los que son considerados los más grandes equipos uruguayos: la primera en el '38 contra Peñarol, la segunda en el '39 contra el Nacional. Curiosamente, todas las otras oportunidades que el Rojo salió campeón, tanto en el amateurismo como en el profesionalismo, esta copa no se disputó (ver artículo).

El arquero Fernando Bello (quien se mantendría en el equipo hasta mediados de los '40) es considerado una parte destacada en el conjunto de Independiente de esos tiempos, siendo por ejemplo uno de los pocos arqueros de la época en detener un tiro penal de Bernabé Ferreyra, un destacado jugador en la historia de River Plate. Fuera de toda subjetividad, muchos profesionales del tema coincidieron desde el punto de vista deportivo en que fue fundamental para la obtención de títulos no solo un gran despliegue en la parte ofensiva, sino una firmeza en la parte defensiva del equipo, parte donde Fernando Bello, al ser arquero, tuvo mucho que ver. Sus compañeros de equipo coincidieron en sus comentarios en que Fernando Bello era además una persona carismática y le gustaba aconsejar a sus demás compañeros de equipo y ayudarlos, sobre todo a los más jóvenes, por eso, Nito Veiga, uno de los defensores del equipo en los años '40, comentó acerca de él:

 

"Pasábamos horas enteras en la concentración, debajo de la tribuna Cordero, escuchando los consejos de Fernando Bello".[

 

 

Con respecto al clásico de Avellaneda, en 1935 Independiente igualó a Racing en el historial, y en 1936 lo superó. El mismo año, la Academia volvería a empatar la estadística del historial, pero al año siguiente, en 1937, el Rojo se impuso, durando esta supremacía hasta el año 1950 (ver el Clásico de Avellaneda dentro de este artículo).

Años 1940

Durante los años '40 alternó entre buenas y malas.

Vicente de La Mata ya era conocido por la gente como Capote porque así se lo denominaba por entonces al tipo de gol que él había convertido contra River Plate de visitante a fines el 12 de octubre de 1939, eludiendo una y otra vez a sus adversarios (según los registros, algunos hasta dos veces), y por eso cuando convirtió el gol, Antonio Sastre, su compañero de equipo, le dijo emocionado:

 

"¡¡¡Pibe, hiciste Capote...!!!"[

 

 

Este fue un gol que convertiría 40 años más tarde Ricardo Bochini ante Peñarol en la Copa Libertadores de 1976, 50 años más tarde por Diego Armando Maradona en el Mundial de México '86 contra Inglaterra y mucho más recientemente Lionel Messi en las semifinales de la Copa del Rey contra el Getafe. En efecto, Capote gustaba de realizar jugadas individuales, evadir a los jugadores rivales y culminar sus actuaciones convirtiendo un gol, si se toman en cuenta los testimonios que brindan los periodistas de esa época acerca de los goles que convirtió, y se comparan esos testimonios. Un antiguo periodista comentó al respecto:

 

"No recuerdo haber visto jamás a De La Mata hacer un pase sin antes de haber eludido, como mínimo, a dos rivales".

 

 

Según la página oficial del club, la gente que asistía a las canchas para verlo jugar, inventaba canciones para alentarlo, como por ejemplo:

 

"¿A donde va la gente...? ¡¡¡A ver a Don Vicente!!!"

 

y también:

"La gente ya se mata por ver a De la Mata..."

 


Capote se mantuvo en el club durante los años '40, pero a pesar de esto, el equipo tuvo que esperar nueve años para ganar nuevamente un título.

En el campeonato de 1940, a inicios de la década, hubo muchas victorias por goleada: 8 a 1 contra Estudiantes de La Plata, 5 a 0 a Vélez Sársfield, 7 a 1 a Boca Juniors, y el preferido por los simpatizantes: el 7 a 0 contra Racing. Sobre este último partido, el periodista Félix Daniel Frascara comentó escribiendo en las páginas de la revista El Gráfico:

 

“Creíamos que el primer tiempo terminaba sin goles, cuando Leguizamón embocó un cabezazo. Al ratito nomás, y también de cabeza, Erico anotó el segundo.

 

Después, en la etapa complementaria, todo se veía colorado. Racing fue empalideciendo como una de esas malas fotografías que los años borran. Zorrilla señaló un gol a lo maestro, cabeceando casi al ras del suelo, y al rato De la Mata.

¿Qué iba a hacer Racing si no tenía nada? Empezó el éxodo de los hinchas visitantes. Hacia la media hora, Salomón sintió los efectos del calor -va sin segunda intención- y se fue de la cancha. Como los restantes hacía rato que se habían “ido”, también quedó Independiente solo. Y llegaron tres goles más. De un grupo de hinchas ubicados en las plateas partió un saludo dirigido al wing de Racing:

-Good bye, Chueco...

El Chueco García lo miró al del chiste y guiñándole un ojo le dijo:

-No te vayas. Todavía puede ganar Independiente.

Y estaban seis a cero”.

 

Los tres goles restantes, los marcaron Arsenio Erico, Zorrilla y Vicente De la Mata. Fue la tarde del 3 de noviembre de 1940 en Alsina y Cordero (donde se ubica el actual estadio del club), esta última calle llamada actualmente Bochini, en Avellaneda. A pesar de todos estos resultados, Independiente terminó en un segundo puesto al finalizar el torneo.

En el '41 terminó en un quinto puesto porque Zorrilla (uno de los delanteros del Rojo que participó en las goleadas antes mencionadas) se lesionó. En el '42 perdió gran parte de su poder ofensivo desde el punto de vista futbolístico, ya que no jugó Erico por un conflicto económico y también se despidió del club Antonio Sastre, quien terminó su carrera en el San Pablo de Brasil; y fue precisamente por esto que al terminar el torneo Independiente quedó en noveno puesto a 18 puntos del campeón River Plate, en lo que fue su campaña más baja hasta entonces. A partir del año '43 se trató de solucionar el problema que había traído la ausencia de Erico, a pesar de que este estuvo inscripto en el club hasta que fue transferido a Huracán en el año '47. Durante su ausencia jugaron 7 centrodelanteros, llegando en 1943 al 6° puesto, en 1944 al 5°, en 1945 al 3° (cabe destacar en la campaña el triunfo sobre Racing por 5 a 1, jugando de local en la Bombonera, que fue el último clásico de Erico), En 1946 al 6° (a doce puntos de San Lorenzo, el campeón), y en 1947 (ya sin Erico) al 3° nuevamente. Por entonces el club tenía más de 26.000 asociados, pero si no se ganaba un título, dado el exitismo imperante en el deporte, se corría el riesgo de que se redujera la cantidad de socios, quienes querían volver a celebrar un título.

Independiente a nivel internacional fue representado por Antonio Sastre, quien luego de retirarse del club logró que su equipo brasilero ganara 3 campeonatos y saliera subcampeón en uno (San Pablo hasta entonces no solo no había ganado ningún título sino que ni había llegado siquiera a las instancias finales). Por su trayectoria, en 1946 cuando había regresado a la Argentina y ya se había retirado de la actividad, fue presionado y convencido por dirigentes de Gimnasia y Esgrima de La Plata de jugar un año allí.

 

"Gimnasia se fue a la B, necesitamos ser campeones para volver a Primera".

 

 

Le dijeron. Aceptó contra su voluntad. Pero cumplió con ese objetivo, Gimnasia fue campeón de la B y ascendió a Primera.

En 1948, Independiente saldría campeón después de 9 años cumpliendo destacadas actuaciones. Comenzó el torneo ganándole rotundamente a Rosario Central 10 a 2. Más tarde en la fecha 25°, llegando al final del torneo, le ganó de una forma considerada heroica a River Plate ya que al finalizar el Primer Tiempo estaba perdiendo 3 a 1, pero en el Segundo Tiempo logró dar vuelta el marcador ganándole 4 a 3. Curiosamente inmediatamente después de este cotejo hubo una huelga de futbolistas. Debido a esto, la AFA decidió que en los cinco últimos partidos, se jugara con jugadores no profesionales, o amateurs, logrando de todos modos obtener el campeonato, tras ganarle 1-0 en una final contra su clásico rival, Racing. De La Mata había permanecido en el equipo ya que no se había adherido a la huelga, y se retiró justamente en 1950, habiendo ganado las ligas del '38, '39 y '48.

El equipo campeón de 1948 poseía una característica en común si se lo comparaba con los anteriores equipos de Independiente que habían conseguido los títulos. Desde un punto de vista deportivo, al igual que estos, poseía un juego vistoso y creativo en lo ofensivo. Desde el punto de vista histórico, algunos de los integrantes de ese plantel fueron referentes del club en épocas posteriores, como Nito Veiga, un joven que jugaba en el puesto de "defensor", y que todavía era adolescente cuando había debutado en la Primera División. Nito Veiga sería el Director técnico de Independiente en las décadas veníderas (logró dos subcampeonatos en 1982 y en 1983, pero por presiones exitistas debió renunciar[19] ), y cuando ya se había retirado del fútbol, comentó en una ocasión, acerca de aquella época que el vivió, en los años '40:

Página creada por diablilla con la colaboración de agustina, elchino, titor666.

Es probable que este artículo contenga material de la Wikipedia este material se usa de acuerdo a los términos de la licencia libre de documentación GNU

Por empezar

Último comentario: mmura» Rojo volvamos a dar la vuelta! dejense de joder a... Últimos comentarios Maximizar
 

Únete a nosotros y vive el partido en directo

mmura » Rojo volvamos a dar la vuelta! dejense de joder a ganar y...

laflaviadiabla » vamos rojo que volvemos a ganar de nuevo

Ver todos los comentarios